CeamDental - Logo

Uso del ácido hialurónico en odontología

Con el paso de los años  la superficie facial sufre la aparición de líneas de expresión alrededor de los ojos, de la boca, en el entrecejo, en las comisuras labiales o en los surcos nasolabiales, además de la pérdida de volumen en labios y pómulos.

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en numerosos tejidos y órganos del cuerpo humano y tiene la  capacidad de  atraer y retener el agua, para mantener los tejidos en  buenas condiciones e hidratarlos.

El ácido hialurónico “artificial” es una sustancia  que se aplica mediante micro-inyecciones en la piel y contribuye a reponer el ácido hialurónico natural perdido, remodelando así las formas y contornos del rostro y labios y otorgando volumen en las áreas afectadas por el envejecimiento, rellenando surcos de la piel y arrugas además de rejuvenecer el contorno facial.

Los rellenos de ácido hialurónico son bio-materiales  seguros  y reabsorbibles cuyos efectos estéticos son reversibles.

En CEAM DENTAL disponemos de  las  técnicas más avanzadas en en estética facial  personalizadas. Contáctanos o visítanos, ¡te estamos esperando.

Indicaciones

El acido hialurónico se utiliza para rellenar y levantar arrugas y surcos, como del el entrecejo, el surco nasogeniano (la línea que va desde el ala de la nariz hasta la comisura del labio), las patas de gallo (arrugas en el borde externo del ojo en la zona de la sien) o las arrugas de marioneta (arrugas verticales desde la comisura de los labios hacia abajo que producen un rictus “de amargura”).

Otra indicación muy conocida y demandada es el perfilado y el aumento de labios.

También se puede utilizar para dar volumen al pómulo y restituir la pérdida de esa forma redondeada que se va perdiendo con el paso del tiempo.

Últimamente se está tratando cada vez más la depresión en la zona de la ojera que produce un efecto de cansancio en el rostro.

Y uno de los tratamientos más demandados es el de rehidratación facial, ya que los productos a base de ácido hialurónico retienen una gran cantidad de agua y se convierten en depósitos dérmicos de hidratación fisiológicamente activos. Al aumentar la capacidad de retención de agua en la piel consiguen que ésta se haga más resistente a la deshidratación y recupere su estructura y su turgencia. Si además de su gran poder de hidratación tenemos en cuenta que promueve la síntesis del propio colágeno de la piel, entenderemos que conseguiremos un rejuvenecimiento de la piel desde el interior que muy difícilmente se logrará con cremas aplicadas en el exterior, ya que restauramos el balance hídrico mejorando la elasticidad y la estructura de la piel con lo que aumentamos su firmeza.

Contraindicaciones y efectos secundarios

El ácido hialurónico es uno de los tratamientos más seguros en la actualidad

Pese a su seguridad, puede presentar algunos efectos secundarios leves, aunque el rechazo por parte del paciente es muy poco probable. Algunos de los más comunes son:

  • Enrojecimiento de la zona o irritación local tras el tratamiento, debido a las propias inyecciones.
  • Leve hinchazón en la zona donde se ha aplicado el ácido.
  • Dolor o pequeñas molestias tras la infiltración.
  • Pueden aparecer hematomas tras la infiltración, aunque estos desaparecen a los pocos días.

Todos estos efectos son normales tras el tratamiento y varían en función de la persona y de la zona. Por ejemplo, las pieles sensibles se pueden enrojecer un poco más o las molestias en los labios pueden ser más notorias. Pero en cualquier caso son comunes, livianas y no deben preocupar. Además, desaparecen al poco tiempo.

Compartir artículo:
Abrir chat
Atención al paciente
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Ir al contenido